Capilla San Pio X (Manizales)

La capilla San Pio X de La Enea, con sus paredes de tapia pisada y sus altares e imágenes de madera, daba a conocer a quienes la visitaban, muchas situaciones que se presentaron en la época de la fundación de Manizales.

El primer de los dos sacerdotes que llevaron el nombre de Nazario Restrepo, se interesó por la construcción de una capilla, de dos aguas, en 1876. Colocaron la primera piedra en 1878 y ese mismo año celebraron la primera misa. Inicialmente estuvo dedicada a Nuestra Señora del Rosario. Constaba de cuatro paredes gruesas, de tapia, (“tierra amasada y apisonada”, dice el Diccionario de la Real Academia), obra de fervorosos maestros de construcción provenientes del sur de Antioquia.

Tenía una sola nave, una torrecilla con campanas de timbre sonoro, el altar central, al fondo, y varios altares laterales, en madera, con sus respectivas imágenes. Carecía de columnas interiores. En la puerta, de tosca madera, el párroco había colocado un aviso ante el que muchos visitantes se detuvieron para leer despacio: “Dios habita aquí”. Ese es el sentido de todo templo: un lugar en donde lo humano se eleva hacia lo sagrado; sitios seleccionados por los pueblos para dialogar con la divinidad y expresar sus sentimientos profundos e íntimos.

Información de contacto:
Calle 105 No 34 - 35

Calendario de eventos

<< Sep 2020 >>
lmmjvsd
31 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 1 2 3 4